Blogia
Ama Quella, Ama Sua, Ama Llulla

Los mismos pobres de siempre

Áreas rurales. informe de Oxfam advierte que estas zonas aún mantienen altos niveles de carencia. Si bien la pobreza total se redujo a 34.8% en el 2009, en las zonas rurales de la costa y selva tuvo considerable aumento. Piden mayor apoyo a la agricultura.

José Carlos Reyes.

Los pobres siguen siendo los mismos. Si bien en el Perú resulta evidente la reducción de la pobreza monetaria en los últimos años, aún los niveles de pobreza y extrema pobreza siguen siendo muy altos en las zonas rurales del país.

Esa fue la principal conclusión a la que llegó la agencia internacional de ayuda Oxfam, al presentar esta semana en Lima su informe anual 2009-2010 sobre el trabajo realizado en el Perú. 

Frank Boeren, representante de Oxfam en el Perú, consideró necesario poner la lucha contra la desigualdad en el centro de las preocupaciones del gobierno. 

“Nos sigue preocupando que los pobres sigan siendo los mismos de siempre: pobladores rurales, indígenas y agricultores. Esta distancia, especialmente con los pueblos indígenas, alimenta las tensiones sociales”, subrayó Boeren.

Tendencias contrarias

Este análisis se corrobora cuando se analizan las cifras oficiales de reducción de la pobreza.

Según el informe de la pobreza al 2009, presentado en mayo por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), si bien la pobreza a nivel nacional bajó de 36.2% en el 2008 a 34.8% en el 2009, en las zonas rurales el nivel de pobreza subió de 59.8% a 60.3%.

Las mayores alzas se dieron en la costa rural, donde la pobreza subió de 34.8% a 40.6% pero sobre todo en la selva rural, donde la pobreza trepó de 49.1% a 57.4%.

Asimismo la pobreza en la sierra rural se redujo en tres puntos porcentuales pero se mantiene en un alto 65.6% (ver infografía).

La clave está en la agricultura

Carolina Trivelli, economista del Instituto de Estudios Peruanos, refirió que los elementos que contribuyen a mantener la situación de pobreza de las poblaciones rurales no son nuevos.

“Un agricultor, que vive en una zona rural y que además tiene ascendencia indígena, tiene muchas menos probabilidades de salir de la pobreza que otro peruano que vive en Lima”, refirió.

Agregó que la diferencia no tiene que ver con el esfuerzo personal, sino con que un peruano que vive en el campo tiene menos de casi todo: menos servicios públicos, mercados, instituciones, información y más costos de transacción.

Por ello, la investigadora propone una política agraria que vaya más allá de la costa, para que así se favorezca a la agricultura familiar, pequeña agricultura comercial y también a la de subsistencia.

Reacciones

"El Estado y las comunidades obtendrían mayores rentas con una mayor presencia de las empresas públicas en la explotación de los recursos naturales”.

Francisco Durand
Profesor en la U. deb Texas, San Antonio, EEUI

"Nos sigue preocupando que en el Perú los pobres sigan siendo los mismos de siempre: pobladores rurales, indígenas y agricultores”.

Frank Boeren
Representante de Pxfam en el Perú

http://www.larepublica.pe/archive/all/larepublica/20100725/1/node/280263/total/01

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres